viernes, 22 de septiembre de 2017

Disney nos dijo que la rana era fea

Quiero gastar hasta el último de mis besos
ser esa ponzoña enamorada
esa lombriz retorciéndose frente a tus ojos
a veces los príncipes azules aburren
y aparecemos nosotros las bestias,
no voy a darte un beso de cuento de hadas
voy a comerte la boca
como si fueras la primer manzana del paraíso,
perdón por mi desfachatez
por este cuerpo tan lleno de deseos
y tan falto de gimnasio,
me olvide que para ser héroe
y rescatar a la princesa
hacen falta músculos y cara de malo
soy escuálido y admiro a Sméagol
si vos fueras mi anillo sabrías hasta donde llegaría.


Que fácil debe ser seducir siendo bonito
pero más lindo es encarar la furia
de sus pelos al viento
sabiendo que sos Héctor frente a Aquiles
y que tu fracaso ya estaba dictado
por las parcas de tu fealdad,
si pudieras entender el coraje
verías que hay un hombre desarmándose
por abrir sus ojos a la mañana
y despertarse con tu sonrisa encendida.


Pero bueno Disney nos lleno de príncipes
y nos dijo que la rana era fea
si pudiéramos sacarnos esta ropa
esta muda de estereotipos
quizás vos no quisieras ser princesa
y abandonaras al lindo que todas quieren
por este hombre que no cede a la probabilidad
que busca romper los muros donde enceguece
la mirada de tu alma y su libertad,
si abrieras tus brazos para mi
se caerían los castillos de tu mente.

Federico Espinosa

lunes, 11 de septiembre de 2017

Purificado y desencarnado


Nací para esta cuna
y para aquella tumba
seré expulsado hacia adelante,
desencarnado del cuerpo no reconoceré
esa idea de hombre que fui
y la sombra a de ser el ultimo
de mis olvidos
alejándose del mundo.

Lo que haya quedado
apenas será un pestañeo
en el pasado.

Desde el llanto
hasta el último aliento
hay apenas un susurro llamado vida.

La piel se hace de principio y final
rodamos por un mismo círculo
somos esa materia desarmándose en el cosmos.


La purificación llega y te hace parte de la nada.

Federico Espinosa.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Y a vos sin embargo te sale el poema de una forma tan linda

A vos te sale el poema de una forma tan linda
lo das como si multiplicaras peces y panes
dibujas signos en el cielo creas nubes y rostros
haces versos con la sencillez de un respiro
vas y venís de lo profundo a lo claro y certero.

Qué lindo debe ser dejar palabras en la hoja
sin que nada te duela que fluya como milagro.

Mis versos parecen una costra en la herida
me los arranco voy dejando pus en la piel
tengo cicatrices profundas hasta el alma
a mí me nacen así dolorosos cesáreos
a veces son puñales que se desprenden
y van en silencio desangrando la vida.

 La poesía parece un disimulo una sonrisa detrás de un libro.

Ojala me naciera con esa cálida luz de primavera
ojala pudiera creer que esto es una caricia divina
pero arde como si esta carne se chamuscara
en un fogón de caníbales hambrientos.

Qué lindo deber ser escribir sin lágrimas en los ojos
tener esa sobriedad que no abraza el pecado
no andar con este dolor de borracho triste.

Como quisiera cuando escribo no sentir
que un clavo me atraviesa la mano.

Cuando escribo la piedad es para otro costal
no me abrazan musas ni oigo liras en el aire
siento el latigazo y lloro como un cobarde.

Y a vos sin embargo te sale el poema de una forma tan linda.

Espinosa Federico