lunes, 4 de septiembre de 2017

Y a vos sin embargo te sale el poema de una forma tan linda

A vos te sale el poema de una forma tan linda
lo das como si multiplicaras peces y panes
dibujas signos en el cielo creas nubes y rostros
haces versos con la sencillez de un respiro
vas y venís de lo profundo a lo claro y certero.

Qué lindo debe ser dejar palabras en la hoja
sin que nada te duela que fluya como milagro.

Mis versos parecen una costra en la herida
me los arranco voy dejando pus en la piel
tengo cicatrices profundas hasta el alma
a mí me nacen así dolorosos cesáreos
a veces son puñales que se desprenden
y van en silencio desangrando la vida.

 La poesía parece un disimulo una sonrisa detrás de un libro.

Ojala me naciera con esa cálida luz de primavera
ojala pudiera creer que esto es una caricia divina
pero arde como si esta carne se chamuscara
en un fogón de caníbales hambrientos.

Qué lindo deber ser escribir sin lágrimas en los ojos
tener esa sobriedad que no abraza el pecado
no andar con este dolor de borracho triste.

Como quisiera cuando escribo no sentir
que un clavo me atraviesa la mano.

Cuando escribo la piedad es para otro costal
no me abrazan musas ni oigo liras en el aire
siento el latigazo y lloro como un cobarde.

Y a vos sin embargo te sale el poema de una forma tan linda.

Espinosa Federico



No hay comentarios:

Publicar un comentario