miércoles, 29 de abril de 2009

DOS POEMAS DE PAUL VERLAINE

EN LA GRUTA



¡Ahí! ¡A vuestras plantas me mato!
Porque infinita es mi miseria,
y la tigresa espantosa de Hircania
es una cordera a vuestro lado.

Sí, aquí dentro tengo, cruel Climene,
esta espada que en muchos combates
a tantos Escipiones y a tantos Cirus venció,
¡va a terminar con mi pena!

¿Acaso tengo necesidad de ella
para descender a los campos Elíseos?
¿No traspasan ya las flechas afiladas del amor
mi corazón, desde que vuestros ojos me miraron?
CANCIÓN DE OTOÑO
Los largos sollozos
de los violines
del otoño
hieren mi corazón
de una languidez
monótona.
Del todo sofocado y
pálido, cuando
la hora suena,
me acuerdo
de pasados días
y lloro;
y me voy
con el viento malo,
que me lleva
aquí, allá,
semejante a la
hoja muerta.
(De Paisajes Tristes)

martes, 28 de abril de 2009

SE NOS FUE...

Se nos fue el tiempo.
Entre
sueños,
locuras,
amores,
y modas
pasadas.
Así se nos fue el tiempo de las manos.

ILUSIÓN

Salí a caminar y me atrapo una ilusión,
camine con Sábato por el túnel,
luego Cortázar me invito al juego de su rayuela.
Un ángel gris hablaba con Dolina, y de los versos
azules del mar Alfonsina salia caminando en la inquietud del rosal.
Sentados Martin Fierro y José Hernandez hablaban,
y Borges los escuchaba y en su mirada había laberintos de oscuridad,
cuando de pronto estallo el fervor de Buenos Aires.

lunes, 27 de abril de 2009

EL HOMBRE SEGMENTO

Amo viajar de noche porque solo somos luces en una ruta oscura, que se parece tanto al destino y a la nada.
Una y mil veces he intentado sobornar al futuro pero siempre es como si de alguna extraña forma, estuviera llevando a cabo un auto robo. Que inaudito acto me lleva a esta autoflagelación de mi futuro, tal vez la loca idea de que nada hay allá adelante, y que nada queda detrás de mis espaldas.
Entonces el ahogo de mi ser se acentúa, no puedo correr hacia adelante y tampoco refugiarme en mi pasado. Perderse en el laberinto interno que uno mismo construyo a lo largo de los años podría ser el patético resumen de una vida inerte.
Vivo solo para el presente. Que puedo esperar si la realidad es como un golpe fulminante de nocaut. Lo momentáneo me pertenece no por anhelarlo sino por heredarlo, soy como el hijo de la soberbia y la apariencia. Y cuando noto que el adelante y el atrás no me pertenecen, siento que soy un hombre atrapado en un segmento.
Por eso huyo sin saber adonde voy, lo único que me guia son mis pasos. Alrededor todo es un mundo tan lejano a mi, nada quiero de él y nada de él me pertenece.
La garganta seca y el alma vacía, son la extraña herida del hombre actual, son mi herida, mi dolor, mi triste condena de soledad absoluta.
Tantos han cargado cruces sobre sus espaldas, han sufrido por los demás y a ellos solo me une la lejanía de un pasado que no me pertenece.
Así soy. Así somos los nuevos andantes de un mundo en decadencia, que gira sin saber a dónde va este hombre segmento de la sociedad

domingo, 26 de abril de 2009

POEMA A LA HERIDA DEL AMOR

Que nadie
sienta jamás,
este vacío
que me acalla.
Que nadie
sufra, todo
este dolor
de existencia
pobre.
Que nadie
tenga esta sucia
esperanza,
del reencuentro idiota,
que no ha de llegar.
¡Que nadie
nunca Dios mio,
ame tanto a una mujer
porque no es justo
tanto sufrimiento!.

AMOR

Amor.
Qué sé yo de amor.
Solo una vez
entro en mi vida
y me reventó el cerebro.
Se comió mi corazón
y luego en una arcada
gigante,
lo escupió, lo vomito
como a una mala comida
que nunca deseo.
Amor.
Eso es lo que sé
sesos por el aire
y grandes arcadas.

sábado, 25 de abril de 2009

POEMA A LA MESA

¿De qué color es tu tristeza?
Díme mesa vacía.
Que triste cuando te puebla
la soledad.
Te pareces a un mundo devastado.
Es tan duro tu silencio de hambre,
tan amargo es verte desnuda
desprovista de tu don mayor,
tirada lejos del ruido,
huérfana de niños,
huérfana de humanos.

Díme mesa.
¿De que color es tu tristeza?.

POEMA A LA MUJER

Divino animal,
en el que
la bestia
interior
de mi ser
se sacia.
Cuerpo de hostia,
piel de hostia
en donde mi boca
adora el pecado.
Fuego de mi fuego,
infierno de mi cielo
en ti explota
la lívida lava
de mis deseos
mas internos.

POEMA A LA DISTANCIA

Lejos me es infinito
en esta muda voz
de mis pies sin huellas.

Allá, es un clavo
penetrándome el corazón,
que bombea sangre
entre acero y dolor.

Distancia, palabra triste
que en la lejanía,
me sabe a fin.


(A la Dama de Galadriel)

viernes, 24 de abril de 2009

PAISAJE


POBRE RAZÓN

Refinado pensamiento
huesos de un filósofo,
filosofía pobre
sin sangre, ni alma.

Hombre de aire
alas imaginarias,
vuelo triste
sin voz, ni canto.

Pensador de lo pensado
ideas sin almas,
eco de la nada
pequeño embrión
de tu pobre razón.

POEMA A LA CUCHARA

Cuchara
no pierdas la fe.
Todavía
puedes llenarte de comida
y curarle
la herida al niño,
esa herida
de hambre que le quema
el estomago.

FIN DE SEMANA

Fin de semana
de mesas vacías
y sillas desiertas,
silencios ahogándose
dentro de un gran silencio.
Sensaciones de vacío,
ausencia del presente.
Misterio de la voz callada
que solo habla en el recuerdo.
Soledad de todo lo que hay,
manos vacías,
sombras sin cuerpos,
soledad es la palabra en el silencio.

jueves, 23 de abril de 2009

Y APOLO DIJO DESDE EL OLIMPO

Infinito.
Que sabe el hombre
de infinidad,
si su vida
no es más
que un mero
relámpago en la oscuridad.

EL LOBO

Decepcionado.
Acurrucado en un lugar
del mundo,
el lobo mira la luna.
Tanto aullar
para nada.
Tanta tragedia
en sus tétricos
ojos asesinos,
y cuanta sangre
en su hocico
de muerte dentada.
Cuantos siglos han pasado
y la fiesta sigue igual,
con la misma música
de esta historia enlutada.
Solo el lobo espera el cambio,
solo el lobo puede oír
el llanto seco de Asís,
por estos hombres-lobos
de razón ensangrentada.

A MAIACOVSKI

Hola camarada Maiacovski
sabe usted,
que todo ese comunismo
que amaba,
hoy solo es algo
que alguna vez fue.
Que todo es recuerdo
y parte de una historia
que solo guarda huesos
en ataúdes enterrados.
Pero sepa también
que sus palabras siguen
orillando el cauce de la eternidad.
Que su poesía de acero y ciudad
aun no ha muerto,
renace cada día pidiendo sol
y manos obreras que la construyan.
Así que este tranquilo
señor nube en pantalones
todavía se ven poemas
naciendo en todas partes
y en todas las cosas

lunes, 6 de abril de 2009

MIEDOS OSCUROS

Caen. Se disuelven. Renacen.
Se pudren caricias en las manos,
prueba irrefutable de que el tiempo
pasa arrugando pieles de colores distintos.
Gritan. Se aman. Descansan.
El amor se va por las cañerías del olvido,
irrefutable prueba de que en las manos del hombre
todo se desvanece, desaparece, nada es eterno.
Hablas. Me acaricias. Vuelas.
Y te deshojas de mi piel de otoño,
hecho irrefutable que acarrea soledades,
y miedos oscuros a dos almas rojas
que se extinguen como la braza.