viernes, 24 de abril de 2009

POEMA A LA CUCHARA

Cuchara
no pierdas la fe.
Todavía
puedes llenarte de comida
y curarle
la herida al niño,
esa herida
de hambre que le quema
el estomago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada