miércoles, 29 de abril de 2009

CANCIÓN DE OTOÑO
Los largos sollozos
de los violines
del otoño
hieren mi corazón
de una languidez
monótona.
Del todo sofocado y
pálido, cuando
la hora suena,
me acuerdo
de pasados días
y lloro;
y me voy
con el viento malo,
que me lleva
aquí, allá,
semejante a la
hoja muerta.
(De Paisajes Tristes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario