martes, 21 de julio de 2015

Jugando


Dios está escondido
     en el alma de la noche,
            yo le rezo mientras camino
     pero él sigue su juego,
        piedra libre ¿para quién?
me pregunto,
              mientras suenan melodiosos
disparos en la toma.


                    Un dos tres el que no se escondió
se embroma…


Federico Espinosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada