viernes, 8 de febrero de 2013

Para el perro de mi vida (Apolo)








No entiendo, no comprendo
esta muerte.
¿por qué te fuiste?
aulláme, ladráme
pero por favor décime algo.
Perro loco
tan chiquitito te tuvo
que llevar esta parca
de porquería.
Eras ten pequeño,
tan tierno,
eras como mi hijo.
¿A donde se fue tu alma?
Me ahoga el llanto
mientras escribo
me haces llorar Apolo.
Entendé no entiendo
el silencio de tu ausencia,
donde carajos se fue tu ladrido
de rey.
Chueco volvé
quédate aquí, por favor quédate aquí
no hagas que se llene la garganta
de pena, de muerte, de impotencia,
miráme perro salchicha
no ves que me estoy muriendo.
Perro loco allá arriba
mordéle los talones a ese miserable dios
que te alejo de los brazos de tu cele,
si de tu cele porque ella siempre
será tuya,
preguntalé ¿por qué?
y decíle que nos mato
la ilusión de ser felices con vos.



Para nuestro Apolo de tu Mami Cele y tu papi Fede al que siempre mordias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario