domingo, 27 de marzo de 2016

Llanto de macho.


Se mueven los juncos
y hacen el recuerdo de tu muerte
ese día me dijiste:
-habrá que irse de putas-
erraste el camino
y hoy estás en el burdel del silencio.

Esta noche la vieja prostituta
me dijo:
-las mujeres no lloramos-
pensé en vos y llore
como deben llorar los hombres.

Federico Espinosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada