martes, 18 de marzo de 2014

Asombro


Y yo caminaba mirando el río, el río de aquel entonces no tenía la profundidad de los recuerdos, era la magia del encuentro, el choque donde la mirada buscaba transformarse en palabra, la ropa de las letras quería cubrir la desnudez del asombro, quería apoderarse de su forma para ser eso que yo no entendía.

 

Federico Espinosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada