miércoles, 19 de febrero de 2014

Un destino.





Caí como un pájaro muerto
que canta en su jaula,
desarme las hojas
de este cuerpo vacio,
intente ir más allá
de mi último paso,
pero mi destino es esto
lo que no puedo,
lo que no sueño,
lo que no vivo,
es lo que voy muriendo
y nada más.


Federico Espinosa.


2 comentarios: