miércoles, 8 de agosto de 2012

Boceto de un Lázaro.

En la llanura
de tu cuerpo
abrí mis ojos ciegos,
resucité
como aquel muerto
que vuelve,
despues del olvido
y la vida.
Rodé
como una piedra
cayendo 
al abismo de tus labios,
donde aguardaba
la brisa del beso,
y el sol naranja de su alma,
que revivio a este hombre,
a este nuevo Lázaro.

-Lázaro despierta y ama- dijo ella
y yo ame tantas veces como pude. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario