viernes, 3 de febrero de 2012

Esclavo

Hoy muero
dejo mi oscuridad
en la soledad
de tus labios,
¿dime carcelero triste?
¿a quién castigaras
con el grito
de tu voz silenciosa?.


Caigo
con mi alma de meteorito,
y huyo de tu cielo nublado,
¿y ahora que piel aguantara
los latigazos de tu veneno mortal?.
Estoy más allá
de tu alma de fantasma,
he trascendido
la tormenta del olvido,
Ahora te pregunto
¿puede ser amo sin esclavo?
yo estaré lejos
cuando entiendas
que nunca fuiste amo,
sino esclavo
de mi propia
esclavitud.

1 comentario:

  1. Me haces recordar a una estación de la "Via Christi", ¿podrías adivinar cual?

    Besos mil.

    ResponderEliminar