jueves, 2 de junio de 2011

Mirando a un jardinero

Deshojando
flores
entre hoja y hoja
se le cae la vida,
sus manos
son un canto romántico
a la comunión con la tierra,
del tallo a su mirada
nace un fino destello
lleno de un sabio silencio

2 comentarios:

  1. Perdona mi ausencia pero ya estoy por este mundo de nuevo.
    Empezare a visitaros nuevamente
    Un besito Rosa

    ResponderEliminar