martes, 15 de marzo de 2011

Tanto

En el hilo fino del miedo
tiembla mi corazón,
tanto latir
para caer en este cuerpo,
tanto transito de sangre
para incendiar mi furia,
tanto, tanto, tanto,
y tan corto este respirar...


4 comentarios:

  1. Me suena a una autoconfesión. Muy buena Federico, nos estaremos viendo un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Y...y....tanto tanto que me quedo como soy.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. En todo poema hay algo de autoconfesión.
    Saludos Jorge

    ResponderEliminar
  4. Y siempre hay en el hombre algo de resignación.
    Saludos Laura

    ResponderEliminar