viernes, 3 de septiembre de 2010

Redencion

Solo frente al mundo

como un junco

en la soledad del campo,

sobre los hombros

llueve el peso

del destino y sus augurios.

Solo un par de ojos

y sin embargo

bajo el llanto llega la redención.

10 comentarios:

  1. La fortaleza del junco está en su flexibilidad, por eso tal vez pueda cambiar destinos y augurios. saludos

    ResponderEliminar
  2. La soledad suele doblegarno a algunos, a otros los fortalece. No se, cuál es la verdad.
    Bella poesía.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  3. El junco es muy fragil, peor en esa fragilidad está su fortaleza... igual que la mujer o el poeta....

    ResponderEliminar
  4. ola!!
    tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs.

    Y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    Espero tu Respuesta a munekitacat19@hotmail.com

    besos

    Catherine Mejia

    ResponderEliminar
  5. Si Claudia la fortaleza del junco siempre es esa flexibilidad para superar los fuertes vientos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. La verdad debe ser esa que nos fortifica, esa que nos da fuerzas para seguir caminando por este mundo.
    Saludo Mariarosa

    ResponderEliminar
  7. La fragilidad del poeta Boris es su fortaleza y a veces su perdición.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Te enlazaré Catherine y gracias por visitar mi casa de arena.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Fede bello,bellisimo trabajo...exponete mas en ingenio...me da la sensacion que estas escondido...
    un abrazo FEDE
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  10. Gracias Lidia, he intentado dejar algunos escritos pero no puedo colgarlos en ingenio, igual seguire intentando, gracias por la invitación.
    Saludos

    ResponderEliminar