jueves, 29 de julio de 2010

Dislocado

Siempre hay un miedo
girando a mi lado,
un yo no puedo
un paso jamás dado.
Siempre soy dos
y a veces más,
un día muero como los soldados
y otro dia muero como los démás.
M e temo a mi mismo
como un ave sin sentido
que con su canto de heroismo
vuela hacia el olvido
hacia su propio istmo
de paraiso perdido.

2 comentarios:

  1. Intenso texto. Federico, gracias por tus comentarios en mi blog. Te enviaré un libro a la dirección que me indiques. El mail es cristian_basso@hotmail.com. Saludos desde Chile. Cristián Basso

    ResponderEliminar
  2. Gracias Cristian será un honor recibir un libro tuyo.
    Saludos

    ResponderEliminar