domingo, 13 de junio de 2010

PIELES

Pieles silenciosas
como las huellas
en la arena del mar
buscan
llenarse del pequeño
grito
que trae la noche
envuelta
en el collar de sus estrellas.

Socava la mudes
de la ausencia
con el grito
terrible
de las olas
desbocadas.

Pieles
que nada dicen
deseos escondidos
que llenan
los sentidos
y hacen
vibrar
la frágil cuerda
de nuestros cuerpos
entregados al placer.

4 comentarios:

  1. hacen vibrar la fragil cuerda de nuestros cuerpos entregados al placer...
    que bien hilas las palabras
    pensar que esa fragil cuerda, aveces es solo un hilo imperceptible...

    ResponderEliminar
  2. Eso es cierto Boris todo lo que se alimenta del placer se hamaca en hilos imperceptibles.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Qué belleza de poema roto de nostalgias y deseos escondidos apenas insinuados.
    Me gustó mucho, me he hecho tu seguidora.
    Te deseo una buena semana.
    Besos Federico,

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que te haya gustado este poema rosscanaria.
    Saludos

    ResponderEliminar