viernes, 18 de septiembre de 2009

POEMA 7

Días de funerales, días de silencio
en que todo parece un homenaje
a la muerte.

Y sin embargo el sol brilla,
desparramando su calor
sobre los cuerpos humanos
que apenas perciben el frio
del horizonte futuro.

Pensar tan profundo y llenarse de silencio
es una forma cobarde de buscar el suicidio.

Mudes de muerto dilatándose
sobre la vida,
extendiéndose como una mano
de lineas abismales.

Hay días que marcan adióses
en el alma,
funerales silenciosos
en donde buscamos
la salida cobarde del suicidio
que nos brinda la parodia
de nuestro razonamiento
tan efímero como traidor.

8 comentarios:

  1. hola amigo seguidor de mi laburo que jamas comenta...no lo entiendo pero bue muy buen laburo!
    me gusto
    lidia-la escriba
    www.deloquenosehabla.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. un saludo poeta.
    Me necantaron tus letras, recibe mi felicitación

    ResponderEliminar
  3. Esta bien. Hermoso poema. Pero mejor el suicidio se quede en el poema ahogado entre las palabras.

    ResponderEliminar
  4. Tambien gracias por tu comentario Lidia
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Lola si tienes razon es mejor que se quede entre las letras.
    Saludos

    ResponderEliminar