domingo, 7 de junio de 2009

MORALISTA O SABIO

No sabrías lo que es una gota de agua para mi,
o la nevada tierna del duro invierno,
el retrato de las flores abiertas en primavera
y las hojas del otoño volando como un sueño.

O porque no la simpleza de las palabras que dicen la verdad,
la alegría del padre reflejada en el hijo que aprende a caminar,
el amor que se trensa en dos cuerpos al azar,
la abeja tomando el polen llevando vida hacia otro lugar.

La suave transparencia y el seco ruido del arroyo,
el aleteo de la paloma mañanera,
o el vivas calor de una pequeña llama,
tal vez la simple caricia de un mano desconocida.

Quizás para el hombre que mide la vida con la vara del dinero
y la moralidad, estas cosas sean las casualidades de un mundo sin valor.
Pero para mi que no soy un sabio, estas cosas me brindan algo, a veces
las llamo alegrías, a veces milagros, pero si fuera un gran sabio diría
que son las pequeñas cosas más importantes de esta vida.

8 comentarios:

  1. Gracias Silvia Beatriz por tu comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Vas en busca del sentido de la vida... vas por buen camino. Hombre de arena te sigo.

    ResponderEliminar
  3. A si es Marisol voy en busca de ese camino.Gracias por tu comentario.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. no me parece ni lo uno ni lo otro...solo son tus sentimientos...ahi estan y quien puede juzgarlos?
    nadie
    besos
    lidia

    ResponderEliminar
  5. Gracias Lidia valoro mucho tus comentarios.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno, me encanta el contraste entre esos dos tipos de hombres
    Es un poema muy bello, yo creo mas que nada que la mayoria del tiempo opto por valorar las pequeñas cosas y llamarlas milagros

    ResponderEliminar
  7. Gracias Danilo Gatti, y es muy bueno lo que dices sigue valorando esas pequeñas cosas que son tan importante para el alma.
    Saludos.

    ResponderEliminar