domingo, 15 de marzo de 2009

POEMA AL CUERPO

Fricciónes de cantos
ondulados,
resquebrajos del silencio
en la hora de su muerte.
Inerte tiempo despojado
de vejez,
en su callado nacimiento
de ser siempre
el mismo.
Cúpula o iglesia
de tentaciónes
que cubre el alma.
Pobre cuerpo ahogado
en sangre,
condenado a ser
sólo sombra
andante y danzante
bajo la luz
del sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario