lunes, 16 de marzo de 2009

MARIONETA DE LA MUERTE

Juega con sus manos
a la triste ilusión
de tener.

Pero el aire le devuelve
solo ausencia y realidad,
en él hay hambre
y una esperanza apagada
del pan que ya no esta.

Triste ocaso es tu niñez
marioneta de la muerte
que no aprenderá a vivir.

( A Carlitos que hurga en la basura,
y yo solo puedo darle este triste
poema, ¿por qué?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada