sábado, 17 de enero de 2009

El Acechador

Era simple la audacia lo mataría.Para que ensuciarse las manos si desde algún lugar del mundo la bala venia siguiendo el curso del cuerpo y la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada