sábado, 17 de enero de 2009

Después

Después de la partida
la ausencia lo cubrió.
Su alma era una lapida
bajo el cielo gris.
Los besos se los había llevado el viento,
y las caricias yacían en el terrible
mundo de los recuerdos.
Los pasos lo perdieron en la distancia.
Después solo silencio.
Después la historia de todos los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada