jueves, 20 de abril de 2017

Edipo y la sangre en los ojos


De tanto querer ver
no vemos
y se nos oscurece
la vida

el detalle
de ese cielo sin estrellas
es un signo
traduciendo el silencio

los dioses se ríen
desde su placida lejanía
a una utopía de distancia
muestran su ceguera

las gotas caen
con esa sinrazón de lo preciso
con la certeza
de que la austera tierra las recibirá

miramos el horizonte
de las horas
las huellas como un presagio
nos encuentran

el naufragio
es una mirada vacía
una voz
que no delata su forma

vemos apenas
un destello
que emerge del cuerpo
vemos esa mínima distancia
que recorre la vida

los hombres lloran
una pena invisible
un dolor sin cuerpo
avanzando como un río

no ver cuando enceguece la luz
y pensar en Edipo
en ese segundo que precede
a la tragedia de la sangre en los ojos.

Jesús Espinosa




No hay comentarios:

Publicar un comentario