miércoles, 26 de octubre de 2016

Papá era eso

Se reía pero estaba triste
iba a todos lados
pero no quería estar,
sus propias palabras
lo herían lo ahogaban
le llenaban el adentro
de un silencio
tan profundo,
dentro de él
habitaba su tumba.

Papá era eso
un hombre lleno de infiernos.

Federico Espinosa

4 comentarios:

  1. cada uno tiene sus propios infiernos...
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AsÍ Barbara cada uno tiene su propio infierno o sus muchos.
      Saludos gracias por tu lectura.

      Eliminar
  2. Gracias por tu lectura Horacio.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar