martes, 27 de septiembre de 2016

Cinco golpes de silencio


Mueve su mano
el palo sube y baja
a cada golpe se levanta tierra 
y aparece un nuevo silencio.

Una perra llora y ladra
camina merodeando
la orilla de un canal de agua.

El hombre se va
a sus espaldas deja un palo
lleno de sangre
y cinco cachorritos muertos
cinco nuevos silencios
adornando la muerte
con sus cabecitas rotas.

La perra llora, mientras la bestia
se aleja convertida en ese hombre
que lleno el mundo de pequeños silencios.

Federico Espinosa.
                                                                                                                                                     

2 comentarios: