martes, 5 de abril de 2016

Efecto Mariposa


En cierto momento
la mano se posa sobre el cuerpo
en ese tiempo donde lo eterno
se vuelve piel y recuerdo
cae la caricia dura
como un rayo despiadado,
ahí es donde se encuentran
mi deseo y tu fuego.

Desde ese momento
la pasión se desarma
y parece quebrar los cuerpos
el caos estalla en las almas
el universo es testigo
de la tormenta furiosa
de dos pieles arrasándose,
el efecto mariposa del roce
desato la furia y el instinto animal,
del caos de las sabanas
emerge el lenguaje del placer.

Después de ese momento
el mundo se detiene,
un instante de paz
cubre dos cuerpos en silencio
hastiados como titanes vencidos
el abrazo llega, después el sueño
luego esa penumbra de tiempo pasado.

Federico Espinosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada