lunes, 19 de marzo de 2012

El gol de su vida

Era el gol de su vida. El arco estaba al frente. Un grito ensordecedor caía sobre sus oídos como una catarata llena de insultos. Sabía que no erraría, no,  esta vez no.

Ya no estaba esa promesa de amor. Ella se había marchado. Su corazón clamaba venganza. Lo había dejado por un miserable hincha. Que le importaba esta vez seria el asesino de redes más cruel. A la miércoles el amor, por la más podridisima promesa. Ya te olvide y nunca más perderé por tener tu corazón en mis manos.

El arco y el guardameta se acercaban. El fútbol iba y venia rezando una plegaria de gol sobre el verde césped. El área grande remarcada con un cemento blanquizco,  parecía el horizonte de un cementerio lleno de cruces blancas.

No voy a tener piedad, vas a entender que ya sos el fantasma mas transparente de mi alma. Pienso en el vestuario,  ese día, cuando me esperaba solo para decirme que ese miserable hincha de ese patético equipo era tu nuevo amor. No hay piedad, todo va a caer cuando la red embolse el fútbol blanco y negro como un corazón de gárgola triste.

Ya esta el arquero quedo desarticulado, no puedo errar, maldita seas. La hinchada muda, callada, no entendía, no lo podía creer. Quien era esa mujer que había entrado. Se paro frente al arco y el delantero se quedo perplejo. Ella dijo te amo. El fútbol voló lejos por arriba de travesaño. Yo también! grito Jorge Núñez, el delantero cipoleño. Natalia y Jorge se unieron con un beso, el amor evito que Argentina fuera el nuevo campeón mundial.

En declaraciones a la prensa el delantero declaro, Natalia es todas las mujeres, es el universo de mi corazón lleno de poesía, es mi copa mundial del alma.

Jorge fue declarado persona no grata en toda Argentina, se le negó el ingreso al país, ahora vive en Francia feliz sin fútbol y con mucha poesía y con Natalia su gol tan perfecto como una obra maradoniana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario