jueves, 11 de agosto de 2011

Digo palabras


De todos los caminos
el que más me cuesta,
el que mas me quema
me duele
es el de tu ausencia.

Cuando no estas
el cielo de mi cabeza desvaría,
las constelaciones de mi alegría
se desarman
y quedan pedacitos de estrellas doloridas.

Si me faltas
mi cosmos se hace un gran vacío,
y todo dentro de él
naufraga hacia la nada
hacia la desesperanza
de tu ausente cuerpo.

Un anillo sin un dedo, un par de guantes
sin sus manos,
un aljibe sin agua, una copa sin vino,
un cuerpo sin alma, una mirada sin luz
metáforas de lo que soy cuando no estas.

¡Digo palabras para decir cuanto te extraño!

Para Celeste Colipan



domingo, 7 de agosto de 2011

Noche y lluvia

Pasa la noche
envuelta en agua
cada gota
una redención
que apenas acaricia el alma.

Constelaciones
se ocultan
en el cielo oscuro de la noche
donde mi destino
parece ir cayendo.

Dejo que mi cuerpo
fluya con el sonido
de la lluvia,
algo parecido
al placer
me cubre
como un sudario
es la sensación de un santo pecador.

Noche y lluvia
conjugandose
dentro de mi dolor,
dentro de mi pobre
cuerpo pasajero.

lunes, 1 de agosto de 2011

Mirando a una anciana en el correo

Es extraño
yo la miro
engatusado
por lo perfiles
de su horizonte,
la miro
mientras la plancha
del tiempo
hace las horas mas arrugadas.


Afuera el frío amanecer
despierta la conciencia del hombre.


Sus contornos van y vienen
como si un temblor
sacudiera cada gramo de su cuerpo,
¿que hay en su horizonte?
quizás los pergaminos
olvidados
en la tumba de la niñez.