viernes, 18 de marzo de 2011

MEMORIAS

La piedra rodaba
el ruido y el eco
envolvian
el cuerpo de la soledad,
un gorrión triste
volaba
buscando un ataúd
para sus alas,
y abajo
las aguas del rio se iban
llevandose los sueños
de aquel día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario