miércoles, 7 de julio de 2010

30

Soy una imagen difusa,
lineas de un contorno
que apenas se perciben
detrás del humo del cigarrillo.

Ser esta confusión de nervios
y pensamientos ...

Pasos llenos de tormenta
en donde las manos
buscan la luz del reposo.

Locuras de no entenderse,
darse en un sacrificio anónimo
sin dejar siquiera las cenizas.

Se desvanecen mis formas
como la bruma bajo el sol,
y solo quedan los dictados
de palabras escritas
en el libro de las miradas perdidas.

4 comentarios:

  1. Federico:

    Un gusto volver a visitar tu casita de arena siempre desplazándose por esas regiones donde somos frágiles, tan frágiles como ese humo del que hablás en tu poema-


    Un abrazo fuerte, amigo.

    Laura.

    ResponderEliminar
  2. Hola Laura Gracias por tomarte un tiempo y dejar un comentario.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Fede amigo de tantos tiempos,bello trabajo,me encantó,solo podes vos,hacerlo!
    un abrazo,mi amigo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar