domingo, 7 de febrero de 2010

Telaraña

En esta telaraña de la vida,
configuro en el pensamiento
una pregunta llena de incertidumbre.

Bien si la vida es una telaraña,
¿que somos?
¿moscas o arañas?.

Moscas: quizás porque vivimos entre zumbidos de dudas.
Rondamos en torno a la vida como si esta fuera un cadáver
y nos alimentamos de su sangre podrida, dejando en su carne
muerta toda nuestra mierda, tal vez por eso seamos moscas.

Arañas: porque esperamos ociosamente el error de otro ser
para envolverlo y exprimirlo, para depositar en el todo
nuestro veneno y hacerlo alimento y así matar el hambre
de nuestros propios errores.

Seamos lo que seamos
hay en nosotros,
un cuerpo de mosca
con patas de araña
creciendo dentro
de nuestras entrañas.

4 comentarios:

  1. Buena poesía es la que reflexiona sobre el ser y su esencia.

    Saludos.

    Lila Magritte.

    ResponderEliminar
  2. Fede, otra vez la filosofía entre tus versos. Muy buena, por cierto. Al menos, si tu comentido es hacerla resonar, lo lográs, ya que seguramente ahora no podré pensar en otra cosa que no sea si soy mosca o araña.
    No te causa pena comparar a inofensivos insectos con seres tan despreciables como los humanos?
    En fin, me encantó.
    Cariños!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola sol creo que debes en cuando no esta mal hacer trabajar la cabeza, y quizas todos somos un poco de ambos, creo que los ofendidos han de ser la señora mosca, y la abuela araña.
    Saludos

    ResponderEliminar