jueves, 18 de febrero de 2010

Te Reclamo

Hoy te reclamo
llamandote a gritos,
para que me oigas
y no puedas disimular
con tu mirada
mi presencia fugaz.

Ven, duermeme
deja que tu transparencia
vaya cubriendo mi cuerpo,
expulsando los sentidos
que habitan la figura,
adormecelos como a niños
que en el ir y venir de la cuna
dejan sus párpados en paz.

¡Te reclamo!...

Aunque no haya certezas
después del primer paso al màs allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario