domingo, 10 de mayo de 2009

LLUEVE QUE TE LLUEVE...

Llueve y que más, el día es perramente triste,
si tanta agua pudiera siquiera lavar
un poco del pecado de mis manos,
pero solo llueve, el día parece un alma triste,
lluvia que te llueve, maldita sea lluvia de domingo
que parece ahorcarte con sus gotas de olvido
y su nostalgia gris de día enlutado.

2 comentarios:

  1. Buscarle al sufrimiento algún lado positivo es buena señal. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rodrigo como te dije en un comentario que hice en tu blog eres un poeta magnifico.
    Saludos.

    ResponderEliminar