martes, 1 de noviembre de 2011

Mientras miro a una niña gitana

La niña gitana dibuja niñas en la arena,
serán la que ella quisiera ser.
Les da sus piernas para que busquen el destino
que ella ya perdió,
les da sus manos y sus ojos y su pelo,
y les daría su corazón
para que esas niñas de arena y piedra
vivan sus vidas como ella sueña vivir la suya.
Y ella piensa que el viento lleva a sus niñas
a buscar las caricias de la inocencia,
y quiere para sus pequeñas
sonrisas hechas de un tierno algodón,
carcajadas escondidas en un dulce amanecer.
Gitana late tu corazón triste
y dibujas niñas en la arena
como si en ellas se escondiera el rostro de la felicidad.