jueves, 20 de abril de 2017

Edipo y la sangre en los ojos


De tanto querer ver
no vemos
y se nos oscurece
la vida

el detalle
de ese cielo sin estrellas
es un signo
traduciendo el silencio

los dioses se ríen
desde su placida lejanía
a una utopía de distancia
muestran su ceguera

las gotas caen
con esa sinrazón de lo preciso
con la certeza
de que la austera tierra las recibirá

miramos el horizonte
de las horas
las huellas como un presagio
nos encuentran

el naufragio
es una mirada vacía
una voz
que no delata su forma

vemos apenas
un destello
que emerge del cuerpo
vemos esa mínima distancia
que recorre la vida

los hombres lloran
una pena invisible
un dolor sin cuerpo
avanzando como un río

no ver cuando enceguece la luz
y pensar en Edipo
en ese segundo que precede
a la tragedia de la sangre en los ojos.

Jesús Espinosa




lunes, 10 de abril de 2017

Ante el palo multiplicación

Que salga este poema a la calle
se gasta la paciencia
cuando el idioma del garrote
musita su canción
de gas pimienta y represión,
los golpes duelen
y no se olvidan,
ayer pegaron
hoy este poema
es un trago amargo
un cáliz pagano
derramado sobre los ojos
llorosos de la mujer
que es maestra, que es abuela
que es madre, que es hija,
este poema pelea
junto a ella
este poema
se canso de andar
posándose en las flores
de buscar los labios
agrios del amor,
este poema
hoy quiere ensuciarse
en esos ojos llorosos
donde la represión
no amilana
donde decir basta
es amenaza presidencial,
este poema dice BASTA,
donde la ley es el palo
habrá que educar
hasta que la mano
y su garrote
entiendan
que la fuerza no es represión,
la unión de los oprimidos
es emoción y educación
entiendan señores
ante el palo multiplicación.



 Jesús Espinosa

domingo, 5 de marzo de 2017

El sutil andamio del movimiento

Caminando como un inútil
la huella que arrastro
es un sendero de arena.

El canto de los pájaros
desata el caos
es el lenguaje de la locura.

Mi cuerpo es movimiento
enredado en el tiempo
paso desahuciado
en la mañana de una hora pasada.

No toda quietud
es un camino hacia la muerte.

Federico Espinosa.



miércoles, 1 de febrero de 2017

El fugaz movimiento

El pez en el agua
es un artilugio
del movimiento
traducido en belleza.

Todo lo bello es un fugaz
aleteo en el vacío.

La simpleza del pez
es un poema  desarmándose
en la tibieza del agua.

Lo quieto es una alquimia
un pájaro durmiendo su muerte.

Federico Espinosa

sábado, 14 de enero de 2017

El pájaro surca el río


El movimiento esparce la distancia
entre la vida y la muerte.
El pájaro vuela liviano es un soplo
sobre lo perpetuo.
Debajo del vuelo el río pasa
como una revolución sin destino.
Federico Espinosa.

lunes, 2 de enero de 2017

Canto a la simpleza de mi araña

La ausencia es un vacío entre telarañas,
hasta ayer solo me escuchabas

y las palabras nada te decían,

uno envuelve seres
con la mirada

los acostumbra
o los obliga a la presencia,

ayer te miraba
jugabas con esa mosca

siempre admire tu eficacia
la forma de respetar tu instinto,

cada uno es un sobreviviente
deshabitando al otro,

vos tejías la esquina
donde las alas abandonaban el vuelo

yo tejí una amistad
con vos y la soledad de la mañana,

entre las finas redes
yace la cáscara seca del recuerdo

sé que hoy se sublevaran
moscas y mosquitos,

quizás otra ocupe tus telarañas
pero no será lo mismo

movías tus finas patas
vestías al terror de una elegancia perpetua,

destejo tus redes
libero tu viaje

la muerte es un destierro
más allá del cuerpo.

Federico Espinosa