martes, 29 de marzo de 2016

Somos Ranas

Somos ranas croando poesía
desde nuestro charquito,
cantamos perdidos en la noche
con la esperanza de anidar
en un oído el poema croado.

Cada estanque tiene su rana madre
ella croa endulzando el silencio
con la canción de su ser,
las pequeñas ranitas
buscan el croado de su propia voz
bajo la luna llena deshilan su canto.

Ranas desvaneciendo el lenguaje
recitando croados de estanque en estanque
haciendo nacer estrellas y noches.

Croa croa croa rana poeta
tu verso canta los pasos del amanecer.

Federico Espinosa.

domingo, 27 de marzo de 2016

Llanto de macho.


Se mueven los juncos
y hacen el recuerdo de tu muerte
ese día me dijiste:
-habrá que irse de putas-
erraste el camino
y hoy estás en el burdel del silencio.

Esta noche la vieja prostituta
me dijo:
-las mujeres no lloramos-
pensé en vos y llore
como deben llorar los hombres.

Federico Espinosa.

domingo, 6 de marzo de 2016

Llovía


Recuerdo como danzaba la lluvia
en un rito solitario sobre el vacío,
formaba ese lenguaje de gotas
ese canto que hace nacer el barro.

El mundo se bañaba con el agua
interminable del sur,
el tiempo era un correr de horas
liquidas por aire,
el tiempo corría sobre la ventana
desarmado en el vidrio.

Aprendí a ver los ojos del agua
a entender que su caída
es el sacrificio del cielo.

Llovía y sobre el techo
un sonido hueco
parecía traer el sueño.


Federico Espinosa.


miércoles, 2 de marzo de 2016

La poesía es un coito


Del otro lado gimen
el placer
asesina detrás
de una pared.



Dos pieles
y un idioma,
en la otra habitación
alguien
quiere traducir
la lengua del deseo.



La poesía es un coito
en la soledad de un cuarto vacío.



Federico Espinosa.